Saltar al contenido

¿Cómo conocer a tus lectores y crear contenidos para ellos?

17 julio, 2017

Para crear contenido, es obligatorio que conozcas a tu audiencia. Si no la conoces ¿cómo podrás crear contenido que conecten con los deseos y necesidades clave de tus lectores?

Sin saber a quién le escribes, ¿cómo pueden tus artículos hacer que los lectores tengan ganas de leerlos y conectar con ellos?

Si no conoces a tu lectores ¿cómo se diferenciará tu contenido de toda la información disponible con una simple búsqueda de Google?

Para que el marketing de contenidos tenga éxito, debes determinar y respetar los principios e ideales que tiene tu audiencia.

 

[easy-tweet tweet=”Los contenidos de tu blog, deben enfocarse a tus lectores; no sobre lo que a ti te gusta” user=”edmundopg”]

 

El corazón del marketing de contenidos son los clientes. Más ampliamente, el corazón de tus contenidos es la audiencia.

Es imposible que cualquier contenido que crees, resuene en tus lectores sino sabes a quién estás escribiendo.

Observa a los expertos en copy: Si escribes para todo el mundo, no escribes para nadie.

La mayoría de los blogs y contenidos fallan porque carecen del conocimiento de su audiencia. A la escritura le falta la especialidad que necesita para resonar en aquella persona que realmente necesita ese contenido.

Para que tu blog o tienda mejoren con contenidos, asegúrate de que conoces a tu audiencia. Si no conoces a tu audiencia, será marketing de lo que tú piensas, no sobre lo que tu audiencia piensa.

Qué necesitan tus clientes

Los clientes son la comunidad compuesta por los prospectos de tu cliente ideal o buyer persona, en ella están los influencers, clientes finales, y otros interesados en tu contenido, como competidores, periodistas e incluso agencias gubernamentales. No siempre son personas que estén dispuestos a comprarte a ti, pero sí tu servicio o producto, aunque sea a otro.

Ésta son las preguntas que debes resolver para el contenido clave que necesitan tus clientes:

  1. ¿Quién necesita la información que creas? ¿los influencers? ¿tus clientes ideales? ¿los clientes en general?
  2. ¿Qué tipo de contenido ofreces? Los compradores buscan cinco tipos de contenido: información del producto/servicio, respuestas a sus problemas, cómo hacer lo, las mejores prácticas o técnicas, y valoraciones y reseñas.
  3. ¿Por qué los clientes necesitan de información? ¿Están considerando comprar o contratar? ¿Están buscando un producto competitivo o un sustituto? Por ejemplo, pedir prestado un libro es un sustituto a comprar uno. ¿Está buscando información sobre un producto que ha comprado hace poco?
  4. ¿CUÁNDO necesitan la información? ¿En qué parte del proceso de compra se encuentran? Suministra información antes de que se dé cuenta de más alternativas para tu servicio/producto.
  5. ¿DÓNDE buscan información tus clientes? Esto influye en dónde ubicar, distribuir y promover tus contenidos. Esto abarca no solamente el canal, como las redes sociales, sino el dispositivo.

Consejos para crear contenidos para los clientes:

  1. Averigua lo que tus mejores clientes buscan, sus dudas, sueños o miedos, y que no comparten con el resto de tus clientes o clientes de la competencia. ¿Puede tu contenido hacerles sentir especiales, tranquilos?
  2. Define al cliente al que NO QUIERES vender, ni saber nada. Todos lo tenemos. Por qué gastar tiempo y trabajo en alguien que no está interesado en tus productos ni ahora, ni nunca.
  3. Crea a tus “personas del marketing”, es decir, haz retratos robot de tus clientes ideales: en qué trabajan, edad, ingresos, sueños, miedos, planes, estado civil, etc.
  4. Busca los problemas y dudas más consultados por tus clientes ideales, da igual si es en tu blog o en otro sitio, e intenta crear contenidos que los resuelvan. Si ya existe, haz algo mejor, diferente y que impresione mucho más
  5. Distribuye tu contenido en los canales y horarios en que tus clientes están activos. Puede que no sean tus redes sociales favoritas, pero sí la de tus clientes.

Insisto: no crees contenido que te guste a ti, sino que debe gustarle a tus lectores, debe resolver sus dudas, problemas o sueños, no los tuyos.

Personalmente he debido de aprender mucho al respecto, porque siempre he escrito sin radiografiar a mis lectores, y eso a la larga tiene un precio, que se nota más en nuestras cuentas bancarias a final de mes.

Más artículos interesantes: